ComunidadUGAP
Columna UGAP
" Si los anunciantes se gastaran la misma cantidad de dinero en mejorar sus productos de lo que se gastan en anunciarlos, ni siquiera necesitarían anunciarlos."
Will Rogers

COLUMNA

¿Autodiagnóstico médico en la web?

Fecha:31-08-2015

Néstor Ahumada
Escritor invitado

El consumidor moderno es proactivo. Si una marca no es consecuente con sus valores la desecha, si su servicio al cliente es deficiente no la probará nunca más. Si algo le interesa, no esperará a que la información llegue a él; se encargará de ir tras la fuente hasta encontrar lo que está buscando. Esta conducta se ha extendido a uno de los dominios más fundamentales del ser humano: Su Salud.

Ciertamente los contenidos de salud crecen en el mundo virtual y cada vez son más las personas que utilizan Internet para conocer su posible diagnóstico. El efecto de las nuevas tecnologías y sobre todo de las redes sociales ha tenido gran impacto sobre la manera en la que las personas acceden a información sobre salud, sobre los productos y servicios que consumen para este efecto y sobre situaciones particulares del individuo como el mejoramiento de su autoimagen.

En materia de palabras clave, vocablos inofensivos como delgado, flaco y curvilínea presentan tasas de búsqueda tan relevantes, que muchas compañias digitales están tomando acciones para su uso responsable.

El mes pasado, Instagram prohibió la línea de búsqueda “#curvy” afirmando que se estaba utilizando en muchos casos para desplegar contenido sexualmente explícito.

En búsquedas sobre palabras como “flaco”, Tumblr están lanzando Pop-ups con advertencias sobre contenidos que a continuación podrían desplegar métodos antitéticos para pérdida de peso. Si un usuario busca “skinny” el mensaje a continuación despliega la frase “¿Estás bien?” y a continuación muestra los números telefónicos de la National Eating Disorder Association (NEDA), dos líneas de apoyo para momentos de crisis y links a sitios de ayuda en la plataforma. La idea es ayudar al usuario y proveerle información para aprender más sobre desórdenes alimenticios.

Facebook, que se caracteriza por sus políticas y restricciones, en sociedad con el NEDA creó la política sobre publicidad con “cuerpos no idealizados” que prohíbe publicaciones promoviendo productos con promesas de resultados idealizados así como imágenes del tipo antes-después que podrían llegar a desilusionar al receptor ante la posibilidad de estar fuera de su capacidad para alcanzarlos.

Por una parte, empresas como Facebook no quieren verse vinculadas con posibles escándalos, demandas y experiencias negativas relacionadas con publicidad engañosa. Mientras tanto, estrategas como la de Tumblr prefieren facilitar un foro donde los usuarios puedan compartir experiencias, conocer y tomar decisiones informadas.

Existe una oportunidad de rentabilidad para las empresas que se comprometan con anunciar mensajes honestos y positivos pero para ello, las agencias deberán asumir un reto a anunciar con la verdad, con responsabilidad, a encontrar un balance entre lo que es aspiracionalmente posible y aquello que es irreal y potencialmente dañino.

« Regresar a Menu